Llámanos 911 138 497

Cómo limpiar una oficina rápido

Cómo limpiar una oficina rápido

Limpiar tu oficina es una tarea rápida y sencilla si la repites todos los días. Si quieres mantener el buen ambiente de tu oficina es fundamental que esté limpia, ordenada y en buenas condiciones. Para limpiar tu oficina en poco tiempo tienes que utilizar productos eficaces y efectivos. Además, tienes que seguir los siguientes pasos:

  1. Desinfecta el mobiliario de tu oficina, los dispositivos electrónicos y telefónicos, el baño y friega el suelo una vez al día.
  2. Limpia las sillas, los cristales, las mamparas y las persianas una vez a la semana.
  3. Tira la basura todos los días.
  4. Utiliza los mejores productos del mercado. Tendrás que fijarte que son específicos para cada una de las superficies de tu despacho.

Pasos para hacer la limpieza de la oficina rápidamente

Antes de empezar a limpiar tu oficina, tendrás que organizar el espacio y guardar cada uno de los elementos en su lugar correspondiente. Aunque parezca una tarea pesada, si la repites todos los días, podrás limpiar tu oficina rápidamente y sin complicaciones.

Retira la basura

Vacía todas las papeleras de tu oficina. Tendrás que retirar la basura que está debajo de cada uno de los escritorios, la del baño y la de cocina. Cuando vacíes las papeleras vuélvelas a dejar en su sitio y si te molestan al pasar por su lado, ponlas en un sitio que no estén a la vista y no molesten cuando pases por las diferentes estancias de tu oficina. Además, si tienes cajas amontonadas, también puedes retirarlas para que tu oficina esté más ordenada y sin trastos innecesarios.

Limpia escritorios, estanterías y armarios

Para limpiar el mobiliario de tu oficina tendrás que tener en cuenta el material del que están hechos, ya que no es lo mismo limpiar la madera, el plástico, el metal o el vidrio. Para evitar los posibles daños en tus escritorios, estanterías o armarios, utiliza un trapo húmedo con detergente neutro. Si el material es muy delicado puedes utilizar un plumero o un trapo seco para quitar el polvo y eliminar la suciedad.

Limpia escritorios, estanterías y armarios

Desinfecta las sillas y los dispositivos telefónicos y electrónicos

Por un lado, para desinfectar las sillas de tu oficina tienes que aspirar de manera periódica su superficie para evitar que el polvo se acumule.

Por otro lado, los dispositivos telefónicos y electrónicos son de los lugares donde más bacterias se acumulan con facilidad, ya que son los aparatos más utilizados de tu oficina. Tendrás que limpiarlos a diario, sobre todo los dispositivos que comparten varios de tus trabajadores. Para desinfectarlos correctamente puedes utilizar una bayeta un poco húmeda con detergente neutro. Nunca utilices productos que tienen otros usos que no sean los indicados para la limpieza de los dispositivos electrónicos o telefónicos, ya que pueden estropearse.

Friega el suelo

Tienes que tener en cuenta que tipo de suelo tienes en tu oficina, para utilizar un tipo de productos y otros. Eso sí, no utilices la escoba, usa una mopa que evitarán que el polvo se desplace a otros lados. Primero utiliza la mopa y luego pasa la fregona para fregar el suelo. Ahorrarás tiempo y dejarás tu oficina mucho más limpia.

Repasa los cristales, persianas y mamparas

No te olvides de las manchas que hay en tus cristales, persianas o mamparas. No es necesario que hagas esta tarea todos los días. Puedes hacerla una vez a la semana para eliminar la suciedad visible en estos elementos.

Haz una limpieza minuciosa del baño

El baño de tu oficina es el lugar donde más bacterias se acumulan. Por ello, es fundamental que realices una limpieza minuciosa. Limpia los lavabos con un trapo húmedo, y los espejos con papel y limpiacristales. Para los retretes tendrás que utilizar un cepillo, un trapo y un desinfectante específico para esta zona.

Cómo limpiar la oficina en poco tiempo

Si realizas las tareas de limpieza en tu oficina diariamente, podrás mantener tu oficina en perfectas condiciones y el proceso de limpieza en tu despacho cada vez será más corto.

Céntrate en las zonas más usadas

Las zonas y los elementos más utilizados de tu oficina son los que tienes que desinfectar todos los días. Este es el caso de los baños, los dispositivos electrónicos y los dispositivos electrónicos.

Utiliza productos efectivos y eficaces

Todos los productos que utilices tienen que ser específicos para cada una de las superficies que tengas que desinfectar. Si quieres que la desinfección sea eficaz deberás utilizar productos de primera calidad.

No olvides retirar la basura

Tienes que tirar todos los días la basura de tu oficina. Vacía la papelera del comedor, de la cocina, la de los puestos de trabajos y la de los baños. Si no las retiras, las bacterias se acumularán en tu oficina y se podrán generar malos olores incómodos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *