Llámanos 911 138 497

oficina estilo nórdico

Oficina estilo nórdico: todas las claves

Cuando hablamos de diseño y decoración, el estilo nórdico se ha consolidado como una de las tendencias más predominantes y apreciadas en los últimos años. En esta ocasión te traemos una guía completa para que puedas decorar tu espacio de trabajo con este diseño tan característico. ¿Estás listo para adentrarte en el estilo escandinavo?

¿Qué significa diseño nórdico?

Antes de comenzar, es esencial entender qué es realmente el estilo nórdico. Originario de los países nórdicos (Noruega, Dinamarca, Suecia y Finlandia), este surge de la necesidad de crear espacios cálidos y acogedores para combatir los largos y fríos inviernos. De esta forma, el diseño escandinavo se centra en la funcionalidad, simplicidad y conexión con la naturaleza.

Características de la decoración de las oficinas nórdicas

El estilo nórdico, con sus raíces en la vida y paisajes de Escandinavia, busca infundir en los espacios una serenidad inigualable y las oficinas no son la excepción. En ellas, este estilo destaca por aportar ambientes claros, funcionales y conectados con la naturaleza, ideales para impulsar la productividad y el bienestar. Echemos un vistazo a las principales características de esta forma de decorar un lugar de trabajo.

Minimalismo

El minimalismo es esencial en la decoración nórdica. En las oficinas, se traduce en espacios despejados que promueven la concentración y evitan distracciones. Los elementos seleccionados tienen un propósito definido y no hay lugar para el exceso. Cada pieza, desde los muebles hasta los accesorios, es elegida con intención, buscando que cada detalle cuente y aporte al conjunto general del diseño.

Si esto suena bien, no te pierdas nuestro post en el que te enseñamos a decorar una oficina minimalista.

Naturalidad

La conexión con la naturaleza es una constante en la estética nórdica. Las oficinas se decoran con materiales naturales como la madera y el lino, y se integran elementos vivos como plantas verdes y flores. Además, se da gran importancia a la luz natural, aprovechando al máximo las ventanas y complementando con iluminación cálida para simular la sensación del sol. Esta relación con lo natural tiene como objetivo crear un espacio de trabajo tranquilo y revitalizante.

Luz y transparencia

La luminosidad es fundamental en el diseño nórdico. Las oficinas adoptan colores claros en paredes y mobiliario para reflejar la luz y ampliar visualmente el espacio. Se priorizan las cortinas ligeras o estores translúcidos que permiten el paso de luz natural, esencial para mejorar el ánimo y la productividad.

Además, el uso de divisiones transparentes, como mamparas de vidrio, promueve una sensación de amplitud y colaboración entre los trabajadores.

Cómo son los muebles de oficina nórdicos

Los muebles de oficina nórdicos reflejan el espíritu del diseño escandinavo: funcionalidad combinada con estética atemporal. Son piezas que, sin importar el paso de los años, mantienen su relevancia y encanto, adaptándose a cualquier espacio de trabajo. Su diseño está pensado para ofrecer una máxima eficiencia, manteniendo una estética limpia y elegante.

Líneas rectas

Las líneas rectas y simples son una firma característica de los muebles dentro del estilo nórdico. Esta simplicidad no solo es estéticamente agradable, sino que también facilita la combinación con otros elementos decorativos. Los escritorios, estanterías y sillas suelen presentar formas puras y definidas, evitando ornamentos innecesarios.

Pocos adornos

Los diseñadores escandinavos valoran la funcionalidad y eficiencia en sus piezas. Por lo tanto, evitan adornos superfluos que no aporten un valor práctico. Así, los muebles de oficina de estilo nórdico presentan una estética despejada, donde cada elemento tiene un propósito claro, ya sea un cajón, una manija o una pata.

Materiales naturales

La madera, especialmente en tonos claros como el pino o el roble, es el material predominante en el diseño nórdico. Su presencia aporta una sensación de calidez y autenticidad al ambiente de trabajo. Además, no es raro encontrar detalles en piedra o cuero, resaltando esa conexión con la naturaleza tan valorada en la estética nórdica.

Qué accesorios poner en una oficina de estilo nórdico

Los accesorios en una oficina de estilo nórdico no solo sirven para adornar, sino también para potenciar la funcionalidad y el bienestar del espacio. A pesar de la sencillez que predomina, cada objeto tiene un propósito definido y contribuye al ambiente global deseado.

Cuadros grandes

Los cuadros de gran tamaño se convierten en el punto focal de una habitación. Optar por paisajes naturales, imágenes minimalistas o arte abstracto en tonos neutros puede infundir calma y serenidad al espacio de trabajo. Son ideales para romper con la monotonía de las paredes, aportando carácter y personalidad.

Collages coloridos

Mientras que el diseño nórdico tiende hacia los tonos neutros, los collages coloridos pueden introducir toques de color que revitalizan el espacio. Ya sea a través de fotografías, ilustraciones o recortes, estos collages se convierten en centros de inspiración, impulsando la creatividad y aportando energía positiva al ambiente.

Objetos grandes y sencillos

En lugar de saturar con múltiples accesorios pequeños, el diseño nórdico prioriza objetos más grandes pero de diseño sencillo. Jarrones, lámparas o cestas de diseño puro y limpio no solo cumplen una función estética, sino también práctica, manteniendo el espacio ordenado y armonioso.

Al igual que con los muebles, los accesorios deben ser funcionales. Opta por objetos grandes como jarrones, cestas o lámparas que, además de tener un propósito, aporten personalidad al espacio.

¿Qué colores se usan en el estilo nórdico?

El diseño nórdico es reconocido por su paleta de colores para oficina serena y armoniosa. Estos tonos, inspirados en los paisajes escandinavos, buscan generar un ambiente de calma, luminosidad y amplitud, esenciales para cualquier espacio de trabajo.

Blanco

El blanco es el color protagonista del estilo nórdico. Representa pureza, simplicidad y luminosidad. En las oficinas, las paredes blancas reflejan la luz natural, creando un espacio amplio y claro que favorece la concentración y la claridad mental. Además, ofrece una base neutra que permite combinar con otros colores y materiales con facilidad.

Marrón

El marrón, especialmente en sus tonalidades más claras, evoca la naturaleza y la madera, material clave en esta estética. Proporciona calidez y acogimiento al espacio. Ya sea en el mobiliario, en accesorios o en textiles, este color ayuda a aportar un toque orgánico y terroso, equilibrando la frialdad del blanco y estableciendo un vínculo con el mundo natural.

Negro

Aunque pueda parecer sorprendente, el negro juega un papel crucial en la decoración nórdica. Se utiliza con moderación, en detalles, marcos o mobiliario específico. Aporta profundidad, contrasta con el blanco y acentúa ciertos elementos. En un espacio de trabajo, puede definir áreas, agregar sofisticación y brindar un punto focal que rompa con la monotonía.

Consejos para decorar una oficina con estilo nórdico

La decoración nórdica es sinónimo de funcionalidad y estética equilibrada. Si buscas transformar tu oficina en un refugio de productividad y bienestar, aquí te dejamos algunos consejos esenciales para incorporar este estilo de manera efectiva:

  • Mantén el espacio ordenado. La organización es clave en el diseño escandinavo. Usa cajas, cestas y organizadores para mantener todo en su lugar.
  • Evita crear saturación visual. No satures las paredes o el espacio con demasiados objetos. Recuerda que en el estilo nórdico, menos es más.
  • Dale prioridad a la iluminación. Opta por una iluminación cálida y, si es posible, aprovecha al máximo la luz natural.
  • Deja espacios vacíos en la pared. No sientas la necesidad de llenar cada centímetro de tu oficina. Dejar espacios vacíos en la pared permite que la oficina respire y da una sensación de amplitud.
  • Usa estampados geométricos. Ya sea en cojines, alfombras o cuadros, los estampados geométricos pueden añadir dinamismo y modernidad a tu espacio.

En conclusión, el diseño de oficina estilo nórdico se centra en la simplicidad, funcionalidad y conexión con la naturaleza. Ahora que ya sabes todo sobre esta forma de decorar un lugar de trabajo, esperamos que estos consejos te ayuden a transformar tu espacio laboral en un refugio de paz y productividad.

¿Qué te ha parecido este estilo escandinavo? ¿Lo implementarías en tu lugar de trabajo? Si necesitas una empresa de vaciados de oficinas en Madrid que te ayude a liberar el espacio para que puedas empezar la renovación lo antes posible, cuenta con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *