Llámanos 911 138 497

colores para oficina

Colores para oficina

El color juega un papel fundamental en cualquier diseño de interiores, y las oficinas no son una excepción. Derecho, ¿sabías que la elección adecuada puede mejorar la productividad, la concentración y el bienestar general?.

Es por ello que queremos ofrecer una guía completa con todo lo que necesitas saber a la hora de elegir colores para oficina.

Cómo escoger un color para una oficina

Elegir el color adecuado para una oficina es una combinación de ciencia y arte. Esta elección impacta la atmósfera laboral, el estado de ánimo y la productividad. Veamos cómo orientar esta decisión considerando distintos factores.

Espacio disponible

El tamaño de la oficina es determinante al elegir entre un color y otro. En espacios reducidos, tonos claros como el beige o el blanco pueden ampliar visualmente el área, brindando una sensación de luminosidad y amplitud. Por otro lado, oficinas más grandes ofrecen libertad para experimentar con tonos más oscuros, que pueden otorgar profundidad y carácter al espacio, sin que este se sienta abrumador.

Tipo de actividad

La naturaleza del trabajo que se lleva a cabo en la oficina también es esencial al decidir la paleta de colores. Ambientes que demandan creatividad, como estudios de diseño, se benefician de colores vivos y estimulantes como el naranja o el amarillo. Por otro lado, espacios formales como despachos legales podrían gravitar hacia colores más sobrios y profesionales como el azul oscuro o el gris.

Nivel de concentración

El color tiene el poder de influir en nuestra capacidad de concentración. Tonos como el azul, por ejemplo, son conocidos por promover la calma y la concentración. Sin embargo, si el trabajo es más dinámico y colaborativo, tonalidades cálidas como el rojo pueden estimular la energía y el diálogo entre compañeros.

Cuál es el color ideal para una oficina

Determinar el color perfecto para una oficina es un viaje que va más allá de las simples tendencias estéticas. Es una fusión entre psicología, funcionalidad y preferencias personales. 

Veamos algunos de los tonos más populares y sus posibles efectos en el ambiente de trabajo.

Neutros

Los colores neutros como el gris, beige o blanco, a menudo son vistos como una opción segura, pero su potencia radica en su versatilidad. Al ofrecer un fondo atemporal, estos tonos se adaptan a múltiples estilos y tamaños de espacio. Además, tienen el poder de conferir serenidad y profesionalismo al ambiente.

Una oficina en tonos neutros transmite calma, permitiendo que los detalles decorativos o el mobiliario se destaquen. Sin embargo, es crucial jugar con las texturas y matices para evitar que el espacio se sienta demasiado plano o monótono.

Cálidos

Los colores cálidos, que comprenden tonalidades como el rojo, naranja y amarillo, son vibrantes y energizantes por naturaleza. Estos colores evocan emociones de pasión, entusiasmo y creatividad. Una oficina pintada en tonos cálidos puede impulsar la energía y promover una atmósfera dinámica, ideal para espacios donde el trabajo en equipo y la colaboración son esenciales.

Sin embargo, hay que tener cuidado con la saturación, pues un exceso de estos colores podría resultar agobiante o demasiado intenso.

Fríos

Los colores fríos, como el verde y el azul, son ideales para espacios donde se busca promover la concentración, el equilibrio y la calma. El azul, por ejemplo, es conocido por su capacidad para calmar la mente y reducir la tensión, haciéndolo perfecto para áreas donde las tareas requieren un alto grado de enfoque. Por su parte, el verde es un color que nos conecta con la naturaleza, fomentando la relajación y la frescura.

En resumen, una oficina con predominancia de tonos fríos puede ayudar a mantener un ritmo de trabajo equilibrado, evitando el estrés y favoreciendo la productividad.

Colores para oficinas según su estilo

El diseño y estilo de una oficina dicen mucho sobre la cultura y personalidad de una empresa. La elección del color juega un papel crucial en la definición de este carácter. Veamos cómo ciertos tonos se alinean con estilos de oficina específicos para crear ambientes coherentes y auténticos.

Moderna

Las oficinas modernas a menudo gravitan hacia un diseño limpio y minimalista. Tonos como el gris claro, blanco puro y acentos en negro o colores metálicos reflejan una sensación contemporánea. Combinaciones contrastantes, como un azul eléctrico con blanco, también pueden enfatizar un toque vanguardista y fresco al espacio.

Elegantes

Para aquellos espacios que buscan potenciar su sofisticación y clase, los colores profundos y saturados son ideales. Tonos como el azul marino, el burdeos o el verde esmeralda transmiten una sensación de opulencia. Complementados con detalles en dorado o cobre, estos colores pueden elevar el ambiente de la oficina a un nivel de elegancia superior.

Industrial

El estilo industrial celebra lo crudo y sin pretensiones. Tonos tierra, como marrones, grises oscuros y toques de rojo ladrillo, evocan la estética de almacenes y fábricas. Estos colores, combinados con materiales como el metal y la madera desgastada, refuerzan el carácter robusto y utilitario de este diseño.

Vintage

Las oficinas con un toque vintage se inspiran en décadas pasadas. Colores pastel como el rosa palo, el azul cielo o el verde menta, pueden traer recuerdos de los años 50 o 60. Por otro lado, tonos más oscuros como el mostaza o el turquesa pueden evocar una sensación retro, especialmente cuando se combinan con mobiliario y decoración de época.

Colores recomendados para una oficina feng shui

En el feng shui, el equilibrio y la armonía son esenciales, y los colores juegan un papel primordial en esto. En este sentido, se sugieren tonos como el verde, que promueve el crecimiento y la renovación, y el azul, que induce a la calma y la concentración. El beige y otros tonos tierra proporcionan estabilidad, mientras que toques de amarillo pueden fomentar la creatividad y la comunicación.

Elegir estos colores busca no solo crear un espacio estéticamente agradable, sino también fomentar un flujo de energía positivo y productivo.

¿Te gustaría saber más sobre estilo? No te pierdas nuestro artículo sobre cómo aplicar el feng shui en la oficina.

¿Es buena idea tener una oficina colorida?

La oficina es más que un espacio de trabajo: es un ambiente que debe inspirar, motivar y generar bienestar. La introducción de colores vibrantes puede influir en estos factores de diversas maneras. Veamos por qué tener una oficina colorida podría ser beneficioso.

Estimulación visual

Integrar diversos colores en el diseño de una oficina puede servir como una fuente constante de estimulación visual. Esta variedad puede romper con la monotonía y ofrecer una sensación revitalizante, evitando que el ambiente se torne estéril o poco inspirador, lo cual puede ayudar a mantener las mentes frescas y activas.

Mejora del estado de ánimo

Los colores tienen la capacidad de evocar emociones y afectar nuestro estado de ánimo. Tonos brillantes y alegres como el amarillo o el naranja pueden infundir una sensación de optimismo y energía, haciendo que el inicio de cada jornada laboral sea más agradable y prometedor.

Diferenciación de la marca

Una oficina colorida puede ser una representación física de la personalidad y valores de una empresa. A través del diseño y la elección de colores, se puede transmitir una imagen innovadora, creativa o incluso audaz, destacando la identidad corporativa y diferenciándola de otras empresas.

Ambiente acogedor

La paleta de colores adecuada puede convertir una oficina fría y funcional en un espacio acogedor y amigable. Esto puede ser especialmente importante para empresas que reciben clientes o socios regularmente, ya que un ambiente agradable puede influir en la percepción y experiencia del visitante.

Reducción del estrés

Colores como el verde o el azul, que nos conectan con elementos naturales como el cielo y la vegetación, pueden generar una sensación de tranquilidad. Incorporar estos tonos en áreas de descanso o en espacios dedicados a tareas que requieran concentración puede ayudar en la reducción de estrés y en el fomento de la relajación.

Hasta aquí nuestra guía sobre colores para oficina. Como resumen, considera todas las variables que te hemos presentado y crea un espacio que no solo sea funcional sino también inspirador y acogedor. Y recuerda, si necesitas hacer un cambio en tu lugar de trabajo, en nuestra empresa de vaciados de oficinas en Madrid podemos ayudarte a liberar el espacio y retirar cualquier elemento de su interior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *