Llámanos 911 138 497

tapizar silla de oficina

Tapizar silla de oficina

Tapizar una silla de oficina puede ser el toque final que tu espacio de trabajo necesita. Este proceso, que podría parecer intimidante a primera vista, puede convertirse en una tarea sencilla si cuentas con las herramientas y los conocimientos necesarios.

En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber a la hora de tapizar una silla de oficina, ya sea para renovar tu mobiliario o para darle un toque personalizado a tu entorno de trabajo.

¿Se puede tapizar una silla de escritorio?

La respuesta es sí, definitivamente. Tapizar una silla de escritorio no solo es posible sino también recomendable, especialmente si quieres que tu silla de oficina sea única, cómoda y esté en armonía con el resto de tu decoración.

No importa si tienes una silla giratoria, con ruedas o estática, cualquier tipo de silla de oficina puede ser tapizada.

Beneficios del tapizado de sillas de oficina

Cuando hablamos de mejorar la apariencia y la funcionalidad de nuestras sillas de oficina, el tapizado es una de las mejores opciones a considerar.

Aunque pueda parecer simplemente un cambio estético, el tapizado de una silla de oficina puede tener una amplia gama de beneficios.

Veamos en detalle las ventajas que nos ofrece esta opción.

Personalización del mueble

Tapizar una silla de oficina permite adaptarla a tus gustos personales y necesidades específicas. Desde elegir un color que combine con la estética de tu oficina hasta seleccionar un tejido que te proporcione la comodidad que necesitas para esas largas jornadas de trabajo.

El tapizado abre un mundo de posibilidades para transformar una silla genérica en una pieza de mobiliario única y personalizada.

Alarga la vida útil del mobiliario

El desgaste es inevitable cuando se trata de muebles de oficina, sobre todo de las sillas que soportan uso constante.

Tapizar una silla de oficina no solo mejora su apariencia, sino que también puede prolongar su vida útil.

Al reemplazar la tela desgastada y añadir o reemplazar el acolchado, podrás disfrutar de tu silla durante muchos años más.

Permite ahorrar dinero

Finalmente, el tapizado puede ser una alternativa más rentable en vez de comprar una silla de oficina completamente nueva.

Si tu silla está desgastada pero todavía es funcional, tapizarla puede ser una excelente manera de actualizar su apariencia sin incurrir en el coste de un mueble nuevo.

Además, el hecho de no tener que deshacerse de una silla vieja y comprar una nueva también resulta beneficioso para el medio ambiente.

Cómo forrar una silla de escritorio de forma sencilla

No importa si buscas un cambio de estilo o simplemente necesitas hacer frente al desgaste del tiempo, este proceso puede ser más sencillo de lo que piensas.

A continuación, te proporcionamos una guía detallada para que puedas forrar tu silla de escritorio de la manera más fácil posible.

Mejores telas para tapizar sillas de oficina

La elección de la tela adecuada es crucial para obtener un resultado final óptimo. Aquí te presentamos algunas de las mejores opciones disponibles:

  • Brocado: ideal para un ambiente de oficina clásico y sofisticado.
    • Duradero y resistente al desgaste.
    • Ofrece un toque de elegancia y distinción.
    • Disponible en una amplia variedad de patrones y colores.
  • Jacquard: perfecto si buscas una tela resistente.
    • Cuenta con patrones tejidos intrincados.
    • Resistente y duradero para uso constante.
    • Disponible en distintos diseños y colores.
  • Terciopelo: aportará un toque lujoso a tu espacio de trabajo.
    • Es suave y cómodo.
    • Ofrece un aspecto elegante.
    • Disponible en múltiples tonalidades.
  • Cuero natural: una opción clásica y duradera.
    • Es fácil de limpiar y mantener.
    • Aporta un toque de sofisticación.
    • Es resistente y duradero.
  • Polipiel: una opción más asequible que el cuero natural.
    • Fácil de limpiar y resistente.
    • Es una alternativa más económica al cuero natural.
    • Disponible en una variedad de colores.
  • Malla transpirable: ideal para climas cálidos o para quien prefiera una mayor ventilación.
    • Facilita la circulación de aire.
    • Suele resultar muy cómoda.
    • Normalmente se utiliza en diseños modernos y ergonómicos.

Materiales para tapizar una silla de escritorio

Una vez elegida la tela, debes asegurarte de contar con todas las herramientas y materiales necesarios para el tapizado.

Aquí te presentamos una lista de lo que necesitarás:

  • Destornillador
  • Grapadora manual
  • Tela de recambio
  • Gomaespuma

Cómo desmontar una silla de oficina para tapizar

Tapizar una silla de oficina requiere desmontarla primero. Aquí tienes una guía paso a paso para ayudarte a desmontarla de manera efectiva:

  1. Prepara el área de trabajo. Asegúrate de tener un espacio suficientemente amplio y limpio para desmontar la silla y guardar las piezas. Un suelo blando o una lona puede ayudar a evitar daños en el mobiliario y en la superficie de trabajo.
  2. Separa las ruedas del asiento. En la mayoría de los casos, la base de la silla (la parte con las ruedas) está unida al asiento mediante un perno central. Este perno suele ser fácil de desenroscar, permitiéndote separar la base de la silla.
  3. Desatornilla el respaldo y el asiento. Normalmente, el respaldo y el asiento de la silla están unidos por varios tornillos. Utiliza un destornillador adecuado para quitarlos y separar las dos partes de la silla. Recuerda guardar cada tornillo en un lugar seguro para que no se pierdan.
  4. Separa la parte blanda de la estructura. Una vez desmontada la silla, verás que las partes blandas (el asiento y el respaldo) están unidas a una estructura, generalmente de plástico o metal. En algunos casos, estas partes están simplemente encajadas en la estructura y pueden separarse fácilmente. En otros casos, puede que estén fijadas con grapas o pegamento y necesitarás un poco más de esfuerzo y cuidado para separarlas.

Tutorial para tapizar una silla de escritorio giratoria

Tapizar una silla de escritorio giratoria puede parecer un desafío, pero si lo desglosas en pasos manejables, te darás cuenta de que es un proyecto completamente factible.

 Aquí te proporcionamos un tutorial detallado para guiarte en el proceso:

  1. Mide el tamaño del asiento y del respaldo. El primer paso es medir el asiento y el respaldo de tu silla. Asegúrate de incluir el grosor de las piezas en tus mediciones. Además, es recomendable añadir unos centímetros adicionales a cada lado para asegurarte de tener suficiente tela para cubrir completamente las piezas.
  2. Corta la gomaespuma. Si vas a añadir o reemplazar la gomaespuma del asiento y del respaldo de tu silla, utiliza las medidas que tomaste en el paso anterior para cortar la gomaespuma al tamaño correcto. Recuerda que esta debe ser ligeramente más pequeña que la tela que utilizarás para cubrirla.
  3. Recorta la tela. Utiliza las medidas que tomaste en el primer paso para cortar la tela. Asegúrate de dejar suficiente tela extra en cada lado para poderla grapar en la parte inferior del asiento y en la parte trasera del respaldo.
  4. Grapa las dos partes unidas. Coloca la gomaespuma en la parte central de la tela, y luego coloca el asiento o el respaldo de la silla encima. Tira de la tela de forma uniforme sobre el borde de la silla y grapa la tela en la parte inferior del asiento y en la parte trasera del respaldo. Asegúrate de colocar las grapas de manera uniforme y firme para un acabado limpio.
  5. Vuelve a montar la silla. Una vez que hayas terminado de tapizar todas las piezas necesarias, es hora de volver a montar la silla. Comienza por encajar las piezas tapizadas en la estructura de la silla, luego vuelve a atornillar el asiento y el respaldo juntos. Finalmente, enrosca la base de la silla al asiento.

Cómo tapizar una silla de escritorio con ruedas

Las sillas de escritorio con ruedas son muy comunes en las oficinas. Su uso constante puede llevar al desgaste del tapizado, pero afortunadamente, renovar el aspecto de estas sillas es un proceso bastante sencillo. Aquí te dejamos un paso a paso para tapizar tu silla de escritorio con ruedas:

  1. Desmonta la silla. Antes de comenzar con el proceso de tapizado, debes desmontar la silla. Esto incluye desmontar las ruedas de la silla de oficina y separar el asiento y el respaldo de la estructura. Recuerda almacenar todas las piezas en un lugar seguro para que no se pierdan.
  2. Retira el viejo tapizado. Asegúrate de quitar el antiguo tapizado de la silla, incluyendo las grapas o pegamento que lo mantenían unido a la estructura. Esto te dará una superficie limpia sobre la que trabajar.
  3. Corta la gomaespuma. Si es necesario, corta un trozo de gomaespuma para el asiento y otro para el respaldo de la silla utilizando las medidas correspondientes. Recuerda que es mejor tener un poco de exceso de gomaespuma que puedes recortar más tarde, en lugar de que te falte.
  4. Corta la tela. Con las medidas de tu silla en mano, corta la tela que has elegido para el tapizado. Asegúrate de dejar un margen extra en cada lado para que puedas envolver la tela alrededor de la gomaespuma y la estructura de la silla.
  5. Une la tela a la silla. Coloca la tela sobre la gomaespuma y luego grapala a la estructura de la silla. Es importante que tires de la tela de manera uniforme para evitar arrugas. Continúa hasta que toda la tela esté bien sujeta a la silla.
  6. Monta la silla de nuevo. Una vez que hayas terminado con el tapizado, es hora de volver a montar la silla. Reúne todas las piezas que desmontaste en el primer paso y vuelve a montar la silla siguiendo el proceso inverso al desmontaje.

Siguiendo estos pasos y consejos, podrás tapizar tu silla de oficina como un profesional. No solo ahorrarás dinero al no tener que comprar una silla nueva, sino que también tendrás la satisfacción de haber hecho algo tú mismo.

Y recuerda, si prefieres deshacerte de tu antigua silla y adquirir una nueva, en nuestra empresa de vaciados de oficinas en Madrid podemos encargarnos de recogerla y tirarla con total comodidad para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *